Historia

En 1865 los dueños de estas tierras eran los ricos hacendados, y hermanos, Pablo y Benito Echauri quienes descendían de latifundistas que, por decreto virreinal, habían recibido propiedades que abarcaban desde el río La Pasión que divide los estados de Jalisco y Michoacán hasta Teocuitatlán.

Por ese entonces, el párroco Ignacio S. Romo visitó los terrenos al ser invitado por los dueños. Estuvo en la hacienda de Toluquilla y durante el recorrido vieron que en el Llano de San Sebastián había bastante agua, lo que motivó al presbítero Romo expresar el deseo de que en esos lugares hubiera un poblado, para así poder atender mejor a la feligresía y no tener que ir desde Teocuitatlán.

La idea entusiasmó a los dueños y manifestaron que hiciera las gestiones pertinentes para la erección del pueblo. Este debía de contar con templo, mercado y escuelas.

El Arzobispo de Guadalajara, Pedro Loza y Pardavé, lo aprobó sin reservas, prometiendo visitar el poblado.

Se invitó a los lugareños para darles a conocer la idea y todos asistieron gustosos, se fijó el 3 de mayo de 1869, como fecha de la fundación.

El padre Romo escogió el Llano de los Conejos y Lomas de San Sebastián al sur, terrenos demarcados por los arroyos de Los Malacates y las Peñitas. Entre los fundadores se pueden nombrar a Petronilo, Julián y Remedios Sánchez, Tranquilino Gudiño, Diionisio Mendoza, Bonifacio Sánchez, Filomena Arias de Gudiño, Jesús Morales Cárdenas, Eutimio Contreras y Secundino Cárdenas, entre otros. Los pobladores eran criollos y descendían de los primeros colonizadores blancos.

Por decreto número 375 publicado el 30 de octubre de 1873 se erigió en comisaría municipal la congregación de Buenos Aires perteneciente al municipio de Teocuitatlán.

La comisaría de Concepción de Buenos Aires se erigió en municipio según lo dispuesto en el decreto número 288 publicado el 10 de marzo de 1888.

Sección